Observa este fragmento de Forrest Gump. Primero con los ojos abiertos, después, con los ojos cerrados. Inspirándote en lo que hayas visto, pensado y sentido, escribe una poesía. Os propongo que habléis como si los versos salieran de un ser inerte: una piedra, el agua, el aire, el vestido, etc. Por cierto, qué película tan hermosa.

Si queréis ayuda poética nos vemos en clase o hablamos por correo.

Anuncios